Siria y sus aliados llegaron más cerca que nunca de tomar Alepo el viernes, 2 de diciembre, cuando capturaron el distrito de Tariq al-Bab haciéndose con el control del 60 por ciento de la parte oriental controlada por los rebeldes de la ciudad.
Sobre la base de las lecciones de este éxito, las fuerzas ganadoras han comenzado la construcción de un equipo militar inspirado en el formato de la victoriosa coalición. Han sido designados el “Quinto Cuerpo” del ejército sirio, pero fuentes militares y de inteligencia de Debkafile afirman que se enmarca dentro de una nueva unidad, una brigada chií internacional o legión extranjera.