martes, 10 de enero de 2017

3.3. El control demográfico y el nuevo racismo global

3.3. El control demográfico y el nuevo racismo global


Según ha explicado la Dra. Mary Meaney Haynes, profesora de estudios sobre política pública: "Los que promueven el control demográfico tienen un plan de acción para los ‘derechos reproductivos' y para la ‘igualdad de género', el cual tiene por objeto reducir las población en cada país bajo el nombre de ‘planificación familiar'" ("The Latest Alibi", PRI Review, octubre-diciembre de 1999). "Ostentando los lemas de ‘derechos de la mujer' y ‘derechos reproductivos', los que promueven el control demográfico alegan que la planificación familiar es crucial para resolver ‘ciertos problemas' en los países pobres, pero que en realidad no existen [tales motivos]", escribió Haynes. "De lo que realmente se trata el engaño de los ‘derechos reproductivos' y de la ‘salud de la mujer' es de los asuntos del racismo y del poder", dijo Haynes. "El control demográfico se basa en los principios de la eugenesia y del racismo que fueron promulgados por Margaret Sanger, fundadora de ‘Planned Parenthood' (Paternidad Planificada), quien abogó por la esterilización de las ‘razas genéticamente inferiores'" (Margaret Sanger, Pivot of Civilization, New York, USA, Brentano's Books, 1922).


Este nuevo ‘racismo global', que a menudo se mantiene escondido bajo los lemas feministas, recientemente volvió a surgir en una presentación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre control demográfico ante el Parlamento de Europa en Bruselas, Bélgica, donde el demógrafo Jan Fransen comentó que la epidemia del SIDA en África es un factor de ayuda para dicho control demográfico.
Fransen dijo a los parlamentarios europeos que el control demográfico en África puede lograrse con un aumento en las tasas de mortalidad, pero advirtió que ningún líder político puede hacer campaña a favor de tal medida. Fransen ofreció el "control de la fertilidad" como una alternativa, añadiendo que, desde 1969, esta medida es la labor principal de la comisión para el control demográfico de la ONU (Austin Ruse, "UNFPA Briefing Makes Light of High Mortality in Africa" Friday Fax, 15 de octubre de 1999, Catholic Family and Human Rights Institute.) Fransen también dijo (lo cual no es cierto) que la máxima capacidad demográfica del planeta Tierra figura entre los 700 millones y 1 mil millones de personas.
En 1968, el movimiento eugenésico --el cual, terminada la II Guerra Mundial, se cuidó de no hacer comentarios extremos, luego de conocerse el terrible suceso del holocausto-- "recuperó parte de su credibilidad", escribió Haynes, "cuando adoptó la idea funesta de que ‘se acabaría el mundo' de no implementarse el control demográfico. Esta idea fue promovida por Paul Erlich en su libro The Population Bomb" ("La bomba demográfica").
Las profecías de Erlich sobre una extensa hambruna y el agotamiento de los recursos naturales no se han cumplido en lo absoluto. A través de las décadas de 1970 y 1980, ha habido un moderado crecimiento demográfico, una abundante cosecha, la reducción en la contaminación ambiental, y un robustecimiento de la economía. Durante los primeros años de la década de 1990, los abortos y las esterilizaciones han estado vinculados a las metas y los métodos para el control demográfico. Recientemente, los que promueven el control demográfico han difundido la idea de que los "derechos reproductivos" puede servir de apoyo a sus metas.
"Los argumentos de los que promueven el control demográfico cambian de acuerdo con los tiempos y las circunstancias", escribió Haynes. "Sin embargo, para ellos ‘la solución' siempre es la misma: más control demográfico para los habitantes de los países pobres".
La reciente campaña en los medios de comunicación sobre el nacimiento del bebé número seis mil millón, del 12 de octubre de 1999, incluía una invitación a donar fondos para la promoción de los "derechos reproductivos" en África y en otros países pobres ("Funds Needed to Sustain Reproductive Health and Rights as World Population Hits 6 billion", Comunicado de prensa del Fondo para la Población de la ONU --FNUAP o UNFPA, por sus siglas en inglés--, 22 de septiembre de 1999.)
Por otro lado, Haynes señala que un estudio reciente del Banco Mundial abiertamente reconoce que la mayoría de las mujeres africanas favorecen las familias que tienen de 6 a 8 miembros. En gran parte de los países en desarrollo, donde la demanda de programas de "planificación familiar" y "derechos reproductivos" es escasa, dichos programas tienden a ser coactivos y a expensas de programas básicos de salud materna, para así lograr los resultados deseados.
"Debido a que una gran cantidad de fondos se depositan en programas de control demográfico cada año", dijo Haynes, "se esperaría que los donantes exigiesen cuentas sobre su ‘inversión'. Sin embargo, el resultado ha sido una mayor corrupción gubernamental, un estancamiento económico, ataques contra los derechos de la mujer [y]…finalmente menos y menos bebés africanos, asiáticos y latinoamericanos".
Fuente: Scott Weinberg, Editor del Population Research Institute, Informe Semanal, vol. 1, no. 21, 19 de octubre de 1999.
El Population Research Institute o PRI (Instituto de Investigación sobre asuntos de población) es una institución no lucrativa que se dedica a denunciar el control demográfico realizado por medio de la anticoncepción, la esterilización y el aborto, así como las falsas premisas que lo sustentan, como el mito de la "sobrepoblación". El PRI también ofrece una visión de las alternativas correctas para un justo desarrollo de los pueblos. El PRI publica la revista bimensual PRI Review, así como un informe semanal por email a sus suscriptores. Diríjase (en inglés) a Population Research Institute, P.O. Box 1559, Front Royal, Virginia 22630, USA. Página web: www.pop.org Email: pri@pop.org. Tel.: (540) 622-5240.